Martes, 04 Octubre 2022 09:28

El Consejo Social presenta el curso sobre criminología aplicada

Escrito por G.C.
Valora este artículo
(0 votos)
Momento de la presentación del curso Momento de la presentación del curso

El Consejo Social presentó ayer tarde a colegios profesionales y otros colectivos relacionados con áreas como la seguridad el primer curso de experto universitario en Criminología Aplicada de la Universidad de Córdoba, que comenzará el próximo 17 de octubre.

El acto contó con la intervención del presidente del Consejo Social, Francisco Muñoz Usano, así como los directores académicos del curso, los profesores José Manuel Palma y Manuel Izquierdo. En la presentación se explicó que la Criminología, como ciencia explicativa del comportamiento criminal, constituye uno de los pilares de la lucha contra la delincuencia. Una política criminal adecuada exige conocer qué factores coadyuvan a la comisión de las distintas tipologías delictivas porque sólo desde ese conocimiento puede hacerse un análisis adecuado de cuáles son las herramientas más eficaces para prevenir y perseguir el delito, herramientas entre las que no siempre figura necesariamente el Derecho penal, que por razones de intervención mínima debe actuar en última instancia, cuando las restantes alternativas hayan fracasado.

De hecho, el recurso al Derecho penal y al poder represivo del Estado constituye, sin duda, el fracaso del Estado de Derecho que pone de manifiesto la incapacidad de otras instancias de control social y jurídico para evitar el fenómeno criminal. En España, vivimos desde hace años un proceso expansivo sin precedentes del Derecho penal. La hiperinflación de figuras delictivas y la agravación sistemática de las penas se ha convertido en una constante que evidencia que para nuestros gobernantes no hay otra línea político-criminal que aquella que pasa por el ejercicio del ius puniendi estatal, lo que pone de manifiesto, a su vez, la falta de perspectiva con la que se aborda el fenómeno delictivo. Pues bien, esa ausencia de una visión integral del problema que impide buscar soluciones más allá de la pena es, precisamente, una de las consecuencias de la falta de atención que tradicionalmente han merecido en España los estudios criminológicos. Y es que, sin una perspectiva criminológica de esa forma de comportamiento social que es el delito, difícilmente seremos capaces de buscar soluciones más allá de sancionar a quien ya lo ha cometido.

Pero si a nivel de política legislativa el papel de la Criminología es trascendental, su importancia en la práctica forense diaria, en la intervención de los cuerpos policiales o en el tratamiento penitenciario resulta absolutamente determinante. No en vano, son los estudios criminológicos los que aportan respuestas a cuestiones como los rasgos diferenciadores entre delincuentes, la incidencia que tienen en su actuación factores como la edad, el sexo, el consumo de determinadas sustancias, la condición económica, etc. Elementos, todos ellos, que resultan a la postre determinantes tanto en el trato policial que debe recibir el delincuente como en la investigación del hecho delictivo, en la articulación de los instrumentos de defensa letrada incluyendo las pericias, en la respuesta judicial, así como en la fase de ejecución de la pena permitiendo tanto la adopción de decisiones que se traduzcan en su suspensión, sustitución, etc., como en la clasificación del penado en un determinado régimen de tratamiento penitenciario y consiguiente adopción de decisiones que afecten a su estatus carcelario. Pues bien, así como los estudios de Grado en Criminología son ya una realidad presente en no pocas universidades españolas, nuestro sistema universitario adolece de estudios de posgrado que se centren en los aspecto prácticos de la Criminología; en esas cuestiones criminológicas que, partiendo de los estudios teóricos existentes en la materia, son las que resultan de mayor interés para abogados, psicólogos, fiscales, jueces, miembros de los cuerpos policiales o funcionarios de prisiones, que necesitan un conocimiento de la materia criminológica más adaptado a la realidad de su quehacer cotidiano.

Esta es, precisamente, el objetivo de este curso que se propone: incidir en aquellos aspectos prácticos que presenta la Criminología y cuyo conocimiento resulta absolutamente necesario para un mejor desempeño de sus funciones por operadores jurídicos, expertos en el tratamiento psicológico y psiquiátrico de las personas, cuerpos policiales y personal de instituciones penitenciarias, a quienes se dirige fundamentalmente este curso

El plazo de inscripción sigue abierto hasta el 14 de octubre de 2022.

Programa completo del curso: https://www.uco.es/estudios/idep/menu-formacion-permanente/informacion-para-estudiantes

 

Información adicional

Visto 681 veces Modificado por última vez en Martes, 04 Octubre 2022 11:04