Jueves, 27 Octubre 2022 19:34

Una exposición de la UCO muestra el papel de la Química en el estudio del patrimonio arqueológico de Córdoba

Escrito por G.C.
Las autoridades durante su recorrido por la exposición. Las autoridades durante su recorrido por la exposición. G.C.-F.S.M

La muestra recoge el estudio de la pintura romana en yacimientos de la provincia usando tecnologías habitualmente aplicadas en disciplinas experimentales.

La combinación entre arqueología, química y tecnología centran la exposición que esta semana ha inaugurado el rector de la Universidad de Córdoba, Manuel Torralbo, y que puede visitarse hasta el próximo de 27 de noviembre en la sede de UCOCultura. Al acto han acudido también el vicerrector de Estudiantes y Cultura, Israel Muñoz Gallarte; y el comisario de la muestra, José Rafael Ruiz Arrebola.

‘La pintura Mural Romana en Córdoba y su Provincia: Una perspectiva Arqueoquímica’ es el título de esta muestra que tiene como objetivo difundir el papel de la Química en el estudio del patrimonio cultural y, en concreto, en los yacimientos arqueológicos que conservan construcciones de época romana y que se extienden por la provincia de Córdoba.

El mal estado de conservación de los restos de pinturas en estos emplazamientos ha dificultado durante años la investigación sobre las técnicas usadas en su ejecución o los materiales empleados. Sin embargo, recientemente el Grupo de Investigación FQM346 de la Facultad de Ciencias de la UCO, integrado dentro de la Unidad de Investigación y Transferencia en Ciencias del Patrimonio Patricia, ha realizado un estudio al detalle de los pigmentos y morteros, así como de las técnicas empleadas en distintos yacimientos distribuidos por la provincia. Estos conjuntos arqueológicos estudiados y cuyos resultados se pueden visualizar desde esta semana en la exposición son: la necrópolis del Camino Viejo de Almodóvar, las villas romanas El Ruedo (Almedinilla), y Fuente Álamo (Puente Genil), los restos de un edificio alto imperial en la calle Concepción, ubicada en el centro de la capital y la casa del Sátiro, situada en el parque infantil de Tráfico de Córdoba.

Este equipo de profesionales ha centrado su trabajo en la Arqueoquímica, una parte de la disciplina científica de la Arqueometría dedicada a la aplicación de técnicas y procesos químicos en el estudio de restos arqueológicos. A través de la caracterización de la composición química de los materiales que integran estos restos, los investigadores logran conocer el origen, las propiedades, e incluso, datar la época o periodo apróximado de la pieza en cuestión.

El rector se ha congratulado de poner en valor este tipo de sinergias entre disciplinas tan distintas como la arqueología y la química. Por su parte, el vicerrector de Estudiantes y Cultura ha señalado que se van a celebrar una serie de conferencias en paralelo que complementarán la exposición.

El catedrático de Química Orgánica de la UCO y uno de los dos comisarios de la exposición José Rafael Ruiz Arrebola, ha explicado que el análisis arqueoquímico realizado en la pintura mural romana de los yacimientos cordobeses se ha realizado bajo la óptica de sus dos principales componentes, es decir, el mortero y los pigmentos. “En este trabajo de investigación hemos intentando identificar si para anclar o unir el pigmento a la capa de mortero se empleó algún aglutinante de naturaleza orgánica y determinar la técnica pictórica utilizada”, señala Ruiz Arrebola.

En la actualidad, y según explica el comisario de la muestra, el estudio arqueoquímico en general y de la pintura mural en particular, “está teniendo un gran impulso debido al elevado desarrollo de técnicas instrumentales no invasivas, como las espectroscopias Raman y de infrarrojo, la difracción de rayos X o la microscopía electrónica de barrido, de las que afortunadamente dispone la UCO”. No obstante, en estos estudios existe el riesgo de presentar los resultados obtenidos sin haber realizado un análisis arqueológico previo por lo que, a juicio de José Rafael Ruiz Arrebola, “es necesaria e imprescindible una estrecha colaboración y comunicación entre químicos y arqueólogos para interpretar en clave histórica los resultados de la investigación”.

Este trabajo realizado por investigadores de la UCO es un claro ejemplo de cómo el estudio del patrimonio arqueológico puede beneficiarse de la aplicación de tecnologías que habitualmente se utilizan en disciplinas científicas experimentales para ampliar la documentación, tanto de estructuras visibles, como halladas en el subsuelo o en el interior de edificaciones. Esta práctica además de incrementar el conocimiento permite mejorar las técnicas para la conservación del objeto estudiado.

La exposición de los trabajos de investigación se completa con un ciclo de conferencias cada jueves del mes de noviembre, de la mano de expertos en decoración y pinturas romana y que se celebrarán en el Salón de Columnas del edificio Pedro López de Alba (Antiguo Rectorado de la UCO). Las sesiones serán de acceso libre hasta completas aforo y todas se iniciarán a las 16.45 horas. 

Foto de familia de autoridades asistentes a la inauguración de la exposición

Información adicional

Visto 1719 veces Modificado por última vez en Jueves, 27 Octubre 2022 20:15